¿Cómo asumir la muerte como parte de la vida?

Índice de Contenidos

Asumir la muerte de un ser querido es algo muy difícil. En la sociedad occidental, la muerte es un tema tabú. Por eso, cuando sufrimos una pérdida no sabemos cómo afrontarla. El dolor se vuelve insoportable, y pensamos que jamás lo podremos superar. Por ello, a lo largo de este artículo te hablaremos de cómo aceptar la muerte como parte de la vida y cómo superar el duelo. 

Primer paso para asumir la muerte: la aceptación 

Lo primero, tenemos que aceptar que forma parte natural de la vida, y que es un hecho que está fuera de nuestro control. Hemos de ser conscientes de nuestra propia mortalidad y de la de aquellos que nos rodean. Las creencias inútiles sobre la muerte, como pensar que es injusto que una persona haya muerto, o aferrarse a la idea de que nuestros padres o abuelos, por mayores que sean, deberían seguir viviendo, no sirven para nada. Además, no suponen ningún consuelo y nos impiden superar el duelo. 

La mejor preparación para asumir la muerte es haber vivido una vida plena. Tenemos que ser conscientes de que la muerte forma parte de la vida y que, por ello, tanto a nosotros como a nuestros seres queridos nos llegará algún día la hora de la muerte.

Para asumir de forma madura la muerte, tenemos que proponernos vivir intensamente, aprovechar cada momento y amar a nuestros seres queridos. Si actuamos de este modo, cuando fallezca alguien querido, tendremos la satisfacción de que su vida ha cumplido su ciclo completo y que su existencia ha tenido sentido.

Y es que ser conscientes de que la muerte es un proceso natural nos ayuda a apreciar más la vida, a saber qué cosas son realmente importantes y a disfrutar con nuestros seres queridos, aquí y ahora, sin pensar en el mañana. Cuando llegue el momento de partir, sabremos que la vida que ahora termina ha merecido la pena. De hecho, cuando alguien muere, su recuerdo y todo lo que compartimos con esa persona sigue vivo y permanecerá para siempre con nosotros. 

Cómo asumir la muerte de un ser querido

La muerte de un ser querido tiene diferentes variables según sean las circunstancias de cada caso: edad, forma del fallecimiento, o tipo de relación que teníamos con esa persona. Todas estas circunstancias influyen en el modo en el que procesamos la muerte. Además, cada persona asume el duelo de diferente modo, por lo que no podemos hablar de una fórmula válida para todos, ni de un tiempo concreto para superar el fallecimiento de alguien cercano. Sin embargo, sí existen algunos consejos que te pueden ayudar a superar el duelo.

Acepta tus emociones

Cuando perdemos a un ser querido, es normal sentir muchas emociones: tristeza, culpa, miedo, ira o incluso arrepentimiento. No debes preocuparte de sentir estas emociones; tienes que dejar que surjan, ya que están ligadas al amor que te une a la persona fallecida.

No intentes reprimir tus emociones. Si las rechazas y no aceptas el luto, no encontrarás herramientas que te permitan avanzar, ni aprenderás a vivir sin la persona fallecida.

Habla de lo que sientes

Es bueno que compartas lo que sientes con tus familiares y amigos. Trata de encontrar a alguien con quien hablar, aunque sea solo para desahogarte. Busca alguien que sea capaz de escucharte, de comprender tus sentimientos y de ayudarte en aquello que necesites, aunque únicamente sea acompañarte.  

Recuerda la influencia de esa persona en tu vida 

Aunque suene a cliché, tus seres queridos siguen viviendo dentro de ti. Piensa en la influencia que han tenido en tu vida, en la forma en que han marcado tu personalidad y han sido decisivos para construir la persona que eres actualmente. Recordar todo lo que esa persona ha supuesto en tu vida te ayudará a soportar mejor los momentos de dolor. No puedes hacer que vuelvan tus seres queridos, pero saber que siempre estarán contigo en tu recuerdo es algo que te reconfortará.

Sigue el legado de tus seres queridos 

Vivir tu vida siguiendo el camino que marcaron tus seres queridos es una maravillosa forma de honrarlos. Aprovecha sus enseñanzas y reviven aquellas experiencias que para ellos fueron vitales, como viajar, apostar por estudiar o seguir llevando adelante su negocio. Esto te acercará mucho más a ellos y a su recuerdo.

Cuida de los demás

En un duelo son muchas las personas que sufren; intenta ayudar a los demás, escúchalos y comparte con ellos los sentimientos que os produce la pérdida o los recuerdos y anécdotas que cada uno de vosotros tenéis sobre el fallecido. Esto os ayudará a superar el duelo, y estrechará más aún el contacto entre vosotros. 

Convierte las emociones negativas en pensamientos positivos

La pérdida de un ser querido provoca un periodo muy duro en el que es fácil que te dejes abrumar por pensamientos oscuros. Así, la tristeza y el desánimo pueden impedir que superes el duelo, y la vida cotidiana se puede volver pesada y carente de sentido. 

Para superar ese círculo vicioso, necesitas cultivar tu resiliencia y cambiar el punto de vista respecto a los cambios que se están produciendo en tu vida. En lugar de verlos como trastornos en tu vida, aprende a verlos como desafíos que te harán crecer como persona. La desaparición de un ser querido es un evento inevitable que todos tendremos que vivir alguna vez. Pero, si quieres superar el dolor, no puedes hundirte en un duelo crónico. 

Tan pronto como un pensamiento negativo irrumpa en tu mente, trata de compensarlo con una idea motivadora y entusiasta. Haz una lista de todo lo que amabas de la persona que perdiste, y de los buenos momentos que pasaste junto a ella. No se trata de lamentarse por su pérdida, sino de sentir gratitud por esa relación pasada que nadie te podrá quitar.

Aprende también a proyectarte hacia el futuro, e invierte los pensamientos negativos. La muerte te enseña que la vida es corta y que tienes que aprovechar cada instante para superar las dificultades, y aprender a ser feliz con tus seres queridos. La muerte forma parte de la vida, y también nos enseña a dar sentido a esta. 

En Proxima Serveis Funeraris ponemos a tu disposición nuestros servicios funerarios para ayudarte a despedir a tus seres queridos y acompañarte en este proceso con todos los detalles, tanto si quieres un funeral tradicional como un servicio personalizado.

Artículos relacionados