¿Qué es el testamento vital?

Índice de Contenidos

El testamento vital es un documento que te permite tener el control sobre cómo deseas que sea el fin de tu vida ante determinado tipo de enfermedades. Esta entrada te indica en qué consiste y qué puedes disponer.

Todo lo que debes saber acerca del testamento vital

El testamento vital (denominado en Cataluña Documento de Voluntades Anticipadas) es el documento de referencia para dejar claro cómo se quiere que sea el tratamiento en caso de enfermedad incurable, así como el destino del cuerpo y las exequias fúnebres. Para que sea válido, tiene que depositarse ante el correspondiente registro de tu Comunidad Autónoma.

Conviene que tengas claro que este documento no tiene relación con el testamento. En primer lugar, porque el testamento vital se refiere a la última etapa de la vida y a cómo deseas que sea tu final, mientras que el testamento se refiere a la distribución de tu patrimonio una vez que hayas fallecido. La segunda razón es que un testamento vital no requiere del concurso de un notario, y en el segundo caso sí. 

Eso sí, es conveniente que tengas en cuenta una serie de cuestiones legales para que el testamento vital tenga validez. Y, además, también has de saber si la firma tiene o no un coste. Toma nota, que esta información te interesa:

Quién lo puede hacer

Lo primero que hay que dejar claro es que este documento es indelegable y que, para que tenga validez, han de cumplirse las siguientes condiciones:

      • El firmante ha de ser una persona mayor de edad según la legislación española. También es posible que lo firmen los menores emancipados, siempre que tengan más de 16 años.

      • Es imprescindible que quien firme el documento tenga plena capacidad de obrar. Nos referiremos, fundamentalmente, a las condiciones mentales. Una persona incapacitada, por ejemplo, no podría firmar el documento. Este es uno de los motivos por los que es muy importante que redactes el documento cuanto antes.

      • Que la persona haya podido expresar libremente su voluntad. Esto es, que no haya sido víctima de coacciones para tomar una decisión. Si hay alguna sospecha al respecto, se tiene que hacer saber.

    Conviene señalar, por lo tanto, que todas estas cuestiones son imprescindibles. Si se da el caso de que se incumple alguno de estos puntos, el documento se considerará viciado y no será válido. 

    Para qué sirve el testamento vital

    El testamento vital permite dejar por anticipado a las autoridades sanitarias una serie de instrucciones para el tratamiento médico, el cuerpo y para las exequias. Eso sí, hay que señalar que el margen de elección que existe es muy amplio, de manera que es aconsejable un asesoramiento legal previo. Estos son los aspectos que puedes hacer constar:

        • El tratamiento médico (o no) que deseas recibir: este es el punto más importante, en tanto en cuanto puedes indicar si deseas, o no, recibir tratamiento médico paliativo en el caso de que la enfermedad sea incurable. Por otra parte, también puedes hacer constar si estás dispuesto a recibir tratamientos experimentales. Y, finalmente, puedes dejar bien claro cómo deseas que apliquen el tratamiento en función del tipo de enfermedad que padezcas.

        • Solicitud de la eutanasia: esta es otra de las posibilidades que puedes hacer constar, sobre todo en lo referente a los tratamientos paliativos. Si bien este es un punto que está pendiente de un desarrollo legal más detallado, no lo tienes que desdeñar. El objetivo es que puedas dejar por anticipado tu voluntad para cuando no estés consciente para pedirlo. 

        • Quién deseas que te represente en el caso de que pierdas la capacidad: esta es una posibilidad que se puede dar en el caso de perder la capacidad de obrar o de estar inconsciente. Aquí podrás indicar cuál es la persona que deseas que trate con los facultativos, y que tome la última decisión. 

        • El tratamiento de tu cuerpo después del óbito: el cuerpo, después del óbito, puede ser donado a la ciencia o puede utilizarse para la donación de órganos. Ambas cuestiones puedes hacerlas constar, si así lo deseas, en el testamento vital. También podrás indicar si deseas, o no, que le hagan la autopsia al cuerpo. 

      • Las exequias fúnebres: las exequias fúnebres también se pueden planificar en el testamento. En primer lugar, indicando si deseas, o no, asistencia religiosa. Posteriormente, señalando si deseas ser inhumado o incinerado. Y, finalmente, dando detalles acerca de si deseas o no velatorio, y en qué condiciones. Lo cierto es que, en este punto, las posibilidades son inmensas.
       

      En realidad, el Documento de Voluntades Anticipadas ofrece varias opciones y es abierto. Además, lo podrás cambiar o ampliar cuantas veces consideres oportuno, siempre que cumplas con las condiciones que indicamos anteriormente.

      Cuánto cuesta

      El depósito del Documento de Voluntades Anticipadas es un trámite, en principio, gratuito. Lo que sí que hay que decir es que hay unos costes asociados si quieres que se haga correctamente. Las opciones que existen, legalmente, son dos:

      La primera, escribir un documento privado ante tres testigos idóneos y entregarlo en un centro de salud. Lo que sí has de tener presente es que los testigos no pueden ser parientes ni tener algún interés laboral o económico contigo. En este caso, y siempre que lo que se indique en el documento se ajuste a derecho, se considerará válido. Esta es una opción poco habitual, puesto que, pese a ser gratuita, se pierde privacidad y es posible equivocarse.

      La segunda posibilidad es la del documento público ante notario. Cuando esto sucede, será él el encargado de gestionar el depósito del testamento vital y de indicarte si se ajusta o no al derecho. Las tasas suelen ascender a 60 euros en este supuesto. Sin embargo, has de saber que es la opción más recomendable, por privacidad y calidad del documento. 

      Si lo que quieres es seguridad, es conveniente que firmes el documento ante notario. Al final, aunque tengas que pagar unas tasas, ganarás en tranquilidad.

      Conclusión

      El testamento vital permite que las personas puedan decidir sobre los últimos momentos de sus vidas. En Proxima Serveis Funeraris nos encargamos de gestionar las exequias fúnebres con profesionalidad y sensibilidad. No dudes en contactarnos para conocer más acerca de nuestros servicios de gestoría y tramitación de herencias.

      Artículos relacionados